Misa 26 de enero 2020

Homilía III Domingo del tiempo ordinario

» Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres  «