Misa 12 de mayo 2019

Cuarto domingo de Pascua

» Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco. «